Ingeniería de explotación, mantenimiento y supervisión de sistemas

En ENAIRE contamos con un amplio equipo de expertos especializados en el área de la ingeniería de explotación, mantenimiento y supervisión de sistemas, quienes llevan a cabo unas labores indispensables en la prestación de servicios de navegación aérea.

 

 

Ingenieros de explotación, mantenimiento y supervisión de sistemas

 

 

Para que una instalación pueda prestar servicio con la calidad exigida, antes de su puesta en servicio ya debe contar con unos requisitos iniciales. Para ello, el personal de ingeniería de explotación técnica de ENAIRE elabora un protocolo de aceptación conjunta a través del cual se comprueba que una instalación cumple con los requisitos técnicos y funcionales para los que fue diseñada, y que está preparada para su explotación técnica a partir de su entrada en operación.

A continuación se lleva a cabo la gestión de la configuración de los servicios CNS (comunicaciones, navegación y vigilancia) y asociados a los sistemas ATS (servicios de tránsito aéreo) y la gestión de la normativa, que determina si su comportamiento está dentro de los estándares esperados.

Además, ENAIRE ha desarrollado herramientas para el cálculo de parámetros de los servicios de navegación aérea que permiten el análisis de la calidad de los servicios prestados y, a partir de los datos obtenidos, se proponen las modificaciones oportunas a las instalaciones.

El personal de ingeniería de explotación de ENAIRE presta también los siguientes servicios:

  • Planificación y coordinación.

  • Gestión logística de los elementos del sistema de navegación aérea.

  • Gestión de reparaciones de los elementos de los sistemas.

  • Gestión de las calibraciones y reparaciones de los equipos de medida.

Una vez la instalación tiene el visto bueno para operar, entra en juego el equipo de mantenimiento de ENAIRE, que en base a los requisitos comunes establecidos por la legislación europea, tiene el objetivo de garantizar que las instalaciones proporcionen los servicios CNS (comunicaciones, navegación y vigilancia) y asociados a los sistemas ATS (servicios de tránsito aéreo) con el nivel de calidad prefijado, maximizando su disponibilidad y continuidad en un entorno seguro, eficaz y económicamente sostenible.

Para ello se llevan a cabo tareas de mantenimiento preventivo, correctivo, adaptativo y perfectivo, todo ello en tres posibles modalidades:

  • Localmente: en el mismo lugar en el que se hallan ubicadas las instalaciones.

  • Remotamente: desde alguno de los emplazamientos asociados a las dependencias de control de tránsito aéreo, mediante los sistemas RMMS (Remote Maintenance Monitoring System).

  • Remotamente: desde distintos centros de las unidades y dependencias regionales de ENAIRE.

A continuación de los equipos de explotación y mantenimiento destacamos el de supervisión, que se encarga de otro aspecto imprescindible, como es la monitorización y control de los sistemas y servicios de navegación aérea en tiempo real. Este personal es el responsable de llevar a cabo tareas de mantenimiento, reposición, vigilancia, conmutación o apagado remotos de equipamiento.

ENAIRE cuenta con una importante red de equipamiento que permite la monitorización y el control remoto de los sistemas y servicios, y unos responsables con la cualificación y conocimiento necesarios para contribuir a facilitar altos estándares de disponibilidad y continuidad de los servicios que proporcionamos.

Esta actividad permite al personal técnico restituir los servicios en el menor tiempo posible tras haber sufrido algún tipo de afectación, lo que en general se desarrolla en cuatro fases:

  • Monitorización: detección de incidencias programadas y no programadas.

  • Control: tareas necesarias para el restablecimiento del servicio.

  • Información: de las posibles incidencias detectadas a usuarios de las dependencias de control de tráfico aéreo potencialmente afectadas, y a los responsables especialistas de mantenimiento.

  • Registro: de las incidencias detectadas con objeto de realizar análisis posteriores que permitan la optimización en la prestación de los servicios de monitorización y control del sistema, así como de mantenimiento y de ingeniería de explotación.